Que Hacer Con Las Sobras De Pollo Asado

Una vez dorada añades el pollo troceado sin huesos ni piel y la lata de champiñones. Corta la cebolla muy pequeño y la sofríes en un chorro de aceite de oliva. Extiende los trozos de pollo en una bandeja de horno y si tuviese salsa o jugos baña el pollo con ellos. Tápalo con papel de aluminio, de este modo evitarás que se queme y quede mucho más seco. Mezclamos todo bien con la pasta ahora cocida y al servir le ponemos un toque de sal y pimienta, queso rallado y listo.

Para ello, trituramos las anchoas y los ajos pelados con la batidora. En el momento en que estén bien desmenuzados, incorporamos un chorro de vinagre, el queso rallado y la mayonesa; combinamos hasta el momento en que los elementos estén absolutamente integrados y reservamos. Al final, juntamos la lechuga troceada y el pollo cortado en dados en una ensaladera, regamos con la salsa y decoramos con los dados de pan tostado y queso.

Pasta Con Pollo Y Nata

Básicamente, si voy a darle empleo rápido o tengo programado hacer asados que lleven hueso, reservo todos y cada uno de los huesos y reservo las mondas de las verduras (pieles de zanahoria, de patata, de nabo, de chirivia…). Cuando tengo una cantidad aceptable de huesos apaño un caldo de aprovechamiento que se utiliza para una sopa como para un arroz, legumbres etcétera. Esta iniciativa la saqué de un conjunto de cocina en el que participo, no es propia, pero desde el momento en que la conozco la uso muy a menudo.

Me se usa para llevarlas a la oficina. Una idea muy buena, porque con las prisas que llevamos la mayoría, acabamos tirando la comida. Muchas gracias por recordarme lo esencial que es el los pies en el suelo. Llevar a cabo una tartaletas con esta receta, sustituyendo la ternera por pollo. Toda carne que sobre si no está muy cocinada tiene una reconversión mejor. Mételo en la sandwichera o en una plancha y calienta unos minutos.

Más De 60 Recetas De Aprovechamiento (para No Tirar Comida)

Por otro lado, en una sartén con algo de aceite de oliva pochamos la cebolla picada muy fina, al lado de los pimientos o verduras excedentes en cuadraditos. Guarda los restos de manera adecuada en recipientes herméticos o bien envueltos en papel de aluminio o papel largometraje en el frigorífico o en el congelador. Puede que de una comida no poseas bastante pan, pollo o pescado para realizar otra receta pero si no es de este modo puedes agrupar los restos de varias comidas con exactamente el mismo ingrediente y descongelarlos juntos una vez tengas suficiente. Una vez listo realiza la masa siguiendo los pasos que te ofrecemos en nuestro producto de qué forma realizar masa de empanadas. Rellénalas, escoge si las harás fritas o al horno y haz que todos en casa se queden super contentos con tu forma de aprovechas estas sobras. Sazona con aceite de oliva, sal y pimienta y lleva al horno durante 20 minutos mientras que preparas el relleno.

Con los huesos, las pieles y las partes menos sustanciosas que nos hayan sobrado, me chifla preparar una aceptable sopa de pollo. Si habéis hecho o habéis comprado 2 pollos, podéis hacer hasta 2 litros de buen caldo, que además de esto vamos a poder emplear en muchísimas recetas. Prepara un roux básico sofriendo la cebolla picada finamente, añade la leche, forma la bechamel y también incorpora el pollo asado finamente picado. Rectifica el punto de sal y lleva la masa a el frigorífico a fin de que se enfríe y tome mejor consistencia. Forma las croquetas y fríelas de forma adecuada para que queden crocantes y cremosas.

Aquí tenéis una receta de sopa de pollo casera llevada a cabo con carcasas de pollo y hortalizas. Lo mejor es que además de ser una receta estupenda, crea muchas recetas de aprovechamiento por lo que con un pollo asado, tenemos siete recetas para aprovecharlo a lo largo del resto de la semana. El día de hoy os cuento cómo podéis hacer para sacar partido a los huesos, piel, tajadas sobrantes y restos de un pollo asado, sin tirar nada. Para los que adoran la pasta y se han quedado contentos con la opción de canelones, entonces la lasaña de pollo los dejará mucho más que contentos. De nuevo hablamos de una alternativa cuando las sobras son abundantes, con lo que se puede crear un plato principal que sorprenda a todos. Otra de las formas más deliciosas de explotar esos restos de pollo excedentes es introducirlos, al lado de otros ingredientes, dentro de una masa de hojaldre.

que hacer con las sobras de pollo asado

Prueba esta, donde la base son unas tiras de calabacín y algo de rúcula. Los burritos son una preparación mexicana a base de tortilla de trigo o maíz, que se rellenan, sobre todo, de pollo o ternera, y varios tipos de vegetales. En este casi, vamos a aprovechar los retos de pollo de otra receta y los vamos a mezclar con verduras para completar nuestros burritos. Muchas gracias por comunicar tantas recetas y todas y cada una tan buenas. A mi me gustan mucho las sobras y darles una nueva vida convirtiéndolas en otro plato diferente.

Para realizar la masa de las croquetas, sofreímos la cebolla picada en una sartén con aceite de oliva y, en el momento en que esté dorada, añadimos el pollo cortado en porciones pequeñas, y rehogamos a lo largo de unos minutos. A continuación, rectificamos el punto de sal, echamos la harina y removemos hasta que los ingredientes estén bien mezclados. Después, vertemos la leche de a poco y sin dejar de remover.

Sándwich Club, Ideal Para Los Más Pequeños

Yo me lo como tal cual con unas gotas de aceite de oliva virgen extra y un poco de limón y me chifla. Yo sugiero realizar tinga, sencillamente hay que deshilacharlo bien finito, se mezcla con tomate frito casero y con una tortilla mexicana, a comer!! No sabéis lo fácil que es y lo rico que está. Unas ideas estupendas para reciclar el pollo que sobra.

Cocinamos hasta el momento en que la salsa adquiera el espesor esperado y la dejamos descansar durante unas horas para que se cree la masa. Para terminar, damos forma a las croquetas, las pasamos por harina, huevo y pan rallado y, por último, las freímos en una sartén con abundante aceite de oliva. Por fortuna, tal como puedes elaborar deliciosas recetas desde cero, asimismo hay un montón de platos de aprovechamiento que puedes hacer con las sobras, y naturalmente, en el caso del pollo asado, este no es la salvedad. Dale un vistazo a estas 10 recetas a fin de que disfrutes de su rico gusto de múltiples formas. Cortamos las rebanadas de pan en dados pequeños, los extendemos sobre una bandeja de horno, regamos con una pizca de aceite de oliva y horneamos a 200 grados durante unos minutos.