Costillar De Cordero Al Horno Arguiñano

Lo mejor es preparar esta receta de prueba antes de una ocasión particular. Pillar el punto a la receta y después bordarla para deguste tuyo y de tus convidados. Estoy seguro que os va a salir a la primera, pero no está de más probar antes. Para la guarnición, salteamos las coles de bruselas una vez cocidas y las servimos acompañando al cordero. Te informamos que los comentarios de cocina-familiar.com están sujetos a moderación por la parte de nuestro equipo.

costillar de cordero al horno arguiñano

La parte de carne que he utilizado, de cordero con 6 meses de vida, pesaba 1,540 Kg y su precio estaba en 15 euros. La elección de la pierna de cordero es primordial puesto que de ella depende luego el resultado final del plato. Una receta realmente simple que nos va a salir impecable siempre y cuando cumplamos algunas reglas de oro indispensables. Debemos escoger una pieza de carne de calidad y paciencia, ya que la preparación y el horneado requieren cuando menos 2 horas de nuestro tiempo. De este modo prepara el asado mi madre para cualquier ocasión “particular” y fiestas de almacenar, os aseguro sale de rechupete.

Aunque les sobresalga un poco no os preocupéis ya que durante el horneado menguará de tamaño. Sirve en todos y cada plato, media paletilla y 1 pera . Salsea las peras y adorna los platos con unas hojas de perejil.

Paletillas De Cordero Con Peras, De Arguiñano: “Esto Es Cocina Rápida”

A lo largo del proceso vamos a poder apreciar de qué manera va goteando la carne. Para este tamaño y peso hornearemos en conjunto 1 hora y 30 minutos. Ponemos en el horno con la parte interior de la pierna hacia arriba a lo largo de 1 hora y diez minutos. En esa 1 hora y media debemos humectar la carne unas 6 veces, aproximadamente cada minutos.

En el momento en que prácticamente estén fritos añade un poco de perejil picado. Saca todo al mortero y machácalo bien hasta que quede una masa con textura para untar. El tiempo varía según el género de carne, no es lo mismo ternera que cerdo. Para unas costillas de ternera bien sabrosas el cocinero propone asarlas a lo largo de dos horas al horno precalentado a 175 grados. Lo primero es machacar los dientes de ajo con un golpe seco con la palma del cuchillo, de esta forma se desprende la piel y el ajo libera sus aceites. Para esta receta lo destacado es usar un cordero RECENTAL.

Estofado Más Ligero

Se limpian las costillitas de cordero de toda la grasa que tenga y se trocean. En la cazuela a presión se pone una gota de aceite y se doran todas las costillitas con el papel de laurel, el tomillo la sal y la pimienta en grano. Cuando esté bien dorado se le añade una cucharada chica de pulpa de pimiento choricero y se mueve bien intentando que no se queme.

costillar de cordero al horno arguiñano

Regamos la carne con la salsa que se va formando en la olla. Bajamos la temperatura del horno de 250º C a 160º C, recordad que debe tener calor arriba y abajo sin aire. Vertemos el vaso de agua en la base de la olla y metemos en el horno.

¿cuántas Calorías Tienen Las Patatas Al Microondas?

La primera cosa que haremos será precalentar el horno a una temperatura alta, unos 250º C. A fin de que al meter el cordero no tenga que cocinarse partiendo de un ambiente frío. Además de esto vamos a poner una vasija o recipiente que aguante bien el calor del horno lleno de agua. De esta forma vamos a hallar humedad en el horno, que le va a ir genial al cordero.

Esta técnica de asado nos permite cocinar la carne dejándola muy jugosa y tierna por dentro, además de crujiente por fuera. Para finalizar agregamos unas patatas que se asarán debajo de la carne, recogiendo todos y cada uno de los jugos que arroje la misma. Hoy iremos a poner un asado de carne clásico para una celebración.

Coloca en el mortero losajoslaminados, añade los granos depimientay tritura con el mortero.Añade el vino blancoy mezcla bien. El majado radica en machacar en el mortero el ajo crudo con la pimienta en grano y el vino blanco. Si queréis ahorrar algo de cara a Navidad mi recomendación es comprarun cordero “pascual”, lo más joven posible y como es natural de procedencia nacional. Si tenéis presupuesto optad por un cordero lechal o lechal, la carne es mucho más jugosa y tierna pero el valor asimismo es mucho más prominente.

Recordad que podéis continuar las fotografías del pasito a pasito de esta receta de cordero al horno en el siguiente álbum. Si no disponéis de este recipiente cabría la posibilidad de cocinarlo sobre la bandeja metálica del horno. Si bien en este caso te invito a poner algo de manteca en el agua. De este modo se evaporará más de manera lenta y no deberemos reponerla. Receta de Karlos Arguiñano de costillar de cordero al romero. Mientras que se marcha horneando, nos ponemos a llevar a cabo el caldo de carne.

De Qué Manera Realizar Estofado De Costillas De Cordero Con Patatas

Coloca en un vaso batidor media piña, el vino blanco, la miel, los dientes de ajo picados y un poco de tomillo y romero picados. Y así es básicamente como conseguiréis que estos costillares de cordero asados con patatas queden exquisitos. Solamente por hoy amig@s, mañana mucho más y mejor en Postres Caseros.

Encendemos el horno a 120 grados centígrados con el calor arriba y abajo y SIN ventilador. En el momento en que esté ardiente, metemos la bandeja y contamos horneando el cordero durante una hora. A fin de que completéis vuestro menú de celebración que finalizará con este costillar de cordero asado, voy a dejaros algunas recetas que pueden ir anteriores al plato principal. Todas y cada una son de Cocina Familiar y para verlas con aspecto tan solo tenéis que apretar el título en azul.

Elaboración De La Receta De Costillar De Cordero Con Piña

El PASCUAL es bastante grande y el lechal o lechal bastante pequeño para asar al horno . Os sugiero acompañar el asado con la guarnición más socorrida y usada en este país, las patatas. En un caso así y como veis en el vídeo he preparado unas patatas Hasselback (no son muy habituales pero están de rechupete). Si no deseáis crear mi recomendación son las patatas asadas o las clásicas patatas panaderas que siempre triunfan. Así que si estás buscando sorprender a tus comensales pero no tienes mucho tiempo para cocinar, ponte manos a la obra con estas paletillas. Sirve un trozo de costilla por ración, napa con la salsa y pone a un lado la piña salteada.